Los perros y los niños autistas (TEA)

Niño con TEA juega con un perro

El trastorno del espectro autista (TEA) es una afección relacionada con el desarrollo del cerebro que afecta la manera en la que una persona percibe y socializa con otras personas, lo que causa problemas en la interacción social y la comunicación. Ese espectro hace referencia al amplio abanico de síntomas y gravedad. 1 de cada 160 niños tiene TEA y aproximadamente unas 450.000 personas en España padecen esta enfermedad. Es una enfermedad que no tiene cura, pero se trabaja con terapias con las cuales se logran progresos considerables en los pacientes. En ciertos casos se utilizan Terapias Asistidas con Animales. Estas terapia, por ahora, obtienen impresionantes resultados. Con estas terapias se intenta desarrollar la comunicación, favorecer la socialización y ayudar a abrirse emocionalmente. Este tipo de terapias suele usarse más en niños que en adultos.

Mayor socialización

Según un estudio de la Universidad de Missouri, los niños que padecen TEA y que tienen una mascota en casa, tiene mejores habilidades sociales que los niños que no tienen mascotas en casa. Aunque este estudio demuestra que cualquier mascota puede tener beneficios a nivel de socialización para el niño, la relación con un perro obtiene resultados extremadamente beneficiosos para estos niños. De hecho, el perro forma parte de la dinámica social de niño, de sus actividades así como de sus centros de interés.

Se involucran con las personas con las que conviven

El perro es utilizado como un puente entre el niño y las personas que conviven con él. Los paseos son un buen método para que el niño se enfrente a situaciones fuera de zona de confort. Además de que también es una buena manera de exponerlo a las personas y entonces crear más dinámicas de interacción. Los niños con TEA tienen dificultades para socializar con personas que no forman parte de su familia más cercana, no obstante si un desconocido comienza una conversación hablando del perro, el niño se sentirá más a gusto para responder.

Comprensión de actitudes y de comportamientos de niños con TEA

Una de las mayores barreras para las personas con TEA es comprender ciertas actitudes, gestos, comportamientos y lenguaje corporal. Gracias a la interacción habitual con perros, estos niños consiguen comprender mejor las actitudes y los comportamientos mediante la observación constante. Un animal tiene un nivel básico de comportamiento y de actitudes, comenzando por el suelo se construye una casa. Es decir, comenzando por comprender los niveles más básicos (como el nivel del animal) conseguiremos que le sea más fácil comprender niveles más complejos (como el de los humanos).

5 razas de perros para niños con TEA

Estas son las cinco razas de perros más recomendadas para niños que padecen TEA.

1/ Labrador Retriever Esta raza es típicamente utilizada para las Terapias Asistidas con Animales. El Labrador es un perro muy amable, paciente, alegre, cariñoso, fiel e inteligente.

2/ Golden Retriever También utilizado para las Terapias Asistidas con Animales, el Golden se asemeja mucho en la personalidad del Labrador. El Golden transmite mucha confianza y siempre está pendiente de los miembros de su familia.

3/ Pastor Alemán Para los niños que tienen miedo a su entorno, el Pastor Alemán es el compañero ideal. Es un gran perro guardián y hará sentir al niño seguro en todo momento. Además es un gran rastreador.

4/ Bulldog inglés Muchos niños, tanto con TEA como sin, tienen miedo a los perros y en especial a los perros grandes. Es por esto que el Bulldog inglés puede ser un gran aliado si el niño tiene miedo a los perros de raza grande. Es muy dócil y es recomendado para calmar crisis de ansiedad en los niños debido a que no es un perro escandaloso. Además al ser pequeño, es ideal para vivir en un piso.

5/ Terranova Es una raza muy gentil, dulce y cariñosa. Su carácter relajará al niño en numerosas situaciones de estrés.

Desde Préstame Tu Perro, esperamos haberte proporcionado toda información necesaria sobre como los perros influyen de manera positiva a los niños que padecen TEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *