¿Cómo hacer feliz a tu perro?


¿Cómo hacer feliz a tu perro?

Familia sonriente pasa tiempo junto a su perro
Tengas un perro en una casa de campo con un gran jardín o en un apartamento en la ciudad, siempre puedes encontrar la manera de hacer feliz a tu perro. Por supuesto, debes elegir una raza adaptada a tu estilo de vida, pero un perro en una ciudad no es necesariamente más infeliz que un perro que vive en el campo … Adopta buenos hábitos con tu perro ahora, para después..¡ofrecerle buenos momentos!
 
En este blog os hablaremos de algunas de las claves a seguir para hacer feliz a tu perro.

Un perro feliz

No es fácil saber si un perro es «feliz», pero podemos intentar detectar cómo transmite sus emociones: puede tener buenos ojos, un aire atento, mover la cola cuando te ve… puede  decir que está entusiasmado con los juegos que le ofreces, que come bien, duerme bien (pero no demasiado), te obedece y es sabio en tu ausencia…
 
Esto simplemente significa que está bien, que está «feliz».
 
Si tu perro duerme mucho, parece apático, no tiene ganas de hacer nada, ladra mucho, destruye todo, no come bien, entonces esto puede ser un signo de un trastorno de salud o de comportamiento y debería consultar con su veterinario.
 
Advertencia: algunos perros tienen la cara triste, pero no te dejes engañar por las apariencias, ¡eso no significa que sean infelices! Su morfología puede hacer que parezca que están tristes, pero tan solo basta con interactuar con ellos para verlos mover sus colas y jugar con mucho gusto.

Las claves para la felicidad del perro

No hay una fórmula mágica para hacer feliz a tu perro, sólo debes seguir las reglas de vida saludable, mantenerlo física y mentalmente saludable:
 
– Tu perro debe tener su propio rincón en casa: su cama, sus cuencos de comida…
 
– Dale comida adecuada y ocasionalmente algunas golosinas jugando con él, enseñándole algunos trucos
 
– Intenta establecer una rutina en tu vida diaria: horarios fijos de comida, paseos y períodos regulares de juego…
 
– Pasa tiempo con él, no necesariamente cuando trabajas, pero trata de darles momentos especiales
 
– Haz que se mueva, haz que haga un poco de deporte de 20 a 30 minutos al día, preferiblemente al aire libre
 
– Estate atento para detectar los signos de alguna posible enfermedad, eres tú quien conoce mejor a tu perro y, por lo tanto, estás en la mejor posición para detectar algo anormal en su comportamiento.
Baner publicitario para descargar la applicación Préstame tu perro

Características especiales para el perro de ciudad que vive en un piso

Es bastante fácil ofrecer a tu perro momentos para hacer ejercicio, jugar fuera o practicar deporte cuando vives en una casa con jardín o en el campo, pero cuando estás en una ciudad o en un piso, tienes que esforzarte un poco más.
 
En primer lugar, es importante acostumbrar a tu perro a una ciudad desde una temprana edad si vives allí: el ruido, los coches, los autobuses, los tranvías, las grandes aglomeraciones… todo ello puede asustar al perro. Realmente, debes empezar a acostumbrarlo durante las primeras semanas y  de forma gradual.
 
Pequeñas salidas de corta duración pueden acostumbrar a tu compañero a la vida en la ciudad. A medida que pasa el tiempo, verás que tu perro gana confianza.
Si vives en un piso y trabajas de día, es importante dejar los pasatiempo de tu perro ( huesos , juguetes de aburrimiento , etc.).
 
Cuando regreses del trabajo, saca a tu perro, no solo para que haga sus necesidades, sino también para que estire las piernas y respire aire fresco: un buen paseo será bueno para los dos.
 
Si es posible, varias veces por semana, coge el coche, sal de la ciudad y llévelo fuera a un parque o a un lugar seguro donde pueda estar en libertad, correr y jugar, y si puede ser con otros perros, mejor.
 
¡Un perro que vive en un piso en una ciudad puede ser muy feliz contigo si le dedicas tiempo y atención! No dudes en preguntar en tu entorno a otros dueños de perros sobre lugares agradables, clubes de perros, etc.

Desde Préstame Tu Perro esperamos que os haya gustado este blog, y sobretodo que os haya servido de ayuda.
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *